Embargos

"Si estás pasando por un proceso de embargo, consulta por la ayuda de MisAbogados.com para solucionarlo"

El Embargo surge como consecuencia de un incumplimiento de una obligación por parte del deudor.

Está derechamente relacionado con el Derecho de Prenda General que tiene todo acreedor en el contexto de un contrato. Consiste en la aprehensión (ya sea real o simbólica) de los bienes de una persona, por resolución de un juez, con el objetivo de obtener el cumplimiento forzado de una obligación cuando esta no se ha cumplido de manera oportuna y en la forma acordada por las partes.

El embargo o el remate de los bienes embargados, no se realizarán si es que el deudor paga su deuda. Siempre puede pagar la deuda, intereses y valor del juicio, hasta antes que se rematen los bienes.

No. Ninguna institución, cualquiera que ésta sea, tiene la facultad de amenazar al deudor con embargar sus bienes, pues para ello se requiere primero la iniciación de un juicio ejecutivo con miras a que el juez mande a que se realice el embargo.

De ninguna manera. Un embargo sólo puede decretarse judicialmente en el contexto de un juicio ejecutivo

En caso de una eventual amenaza por parte de alguna institución, la víctima podrá denunciar el hecho al Ministerio Público, puesto que podría encontrarse enfrentado a un delito de amenazas por parte de la entidad que le está amenazando de manera totalmente ilegítima.

Un juicio ejecutivo es aquél cuyo objeto no es llegar a determinar la existencia de una obligación que es centro de discusión entre las partes, sino que el objetivo es proceder a la realización de los actos imprescindibles para obtener el cumplimiento forzoso de la obligación ya probada.

Para iniciar un juicio ejecutivo es fundamental la existencia de un título ejecutivo (ejemplo un pagaré)

El principal efecto de la declaración de los bienes como "embargados" es que éstos no pueden enajenarse a terceros. En consecuencia, toda especie de contrato celebrado sobre estos bienes que tiendan a su enajenación están sancionados con la nulidad. No obstante lo anterior, quien quisiera enajenar los bienes podría solicitar la autorización del juez que conoce de la causa para poder enajenarlos de manera legítima

El juicio puede finalizar con dos tipos de sentencia:

Primero, una sentencia absolutoria en donde el demandado ha opuesto de manera exitosa ciertas excepciones, (como podría serlo, la prescripción de la deuda, por ejemplo) y de esta manera, se ordena el alza del embargo decretado anteriormente.

Segundo, tenemos una sentencia condenatoria en donde el deudor es ordenado a pagar la obligación que ha incumplido. En caso de no pagar de manera inmediata, los bienes que le han sido embargados serán rematados con el objeto de obtener el dinero suficiente que pueda pagar la obligación.

Las excepciones que pueden oponerse en el juicio ejecutivo están enumeradas de manera taxativa (cerrada) en el Art. 464 de nuestro Código de Procedimiento Civil. Un ejemplo de ellas es la prescripción ("vencimiento del plazo")

En primer lugar, es necesario que la obligación esté contenida en un escrito solemne, cosa que no quepa lugar a dudas sobre su existencia (ejemplo: sentencia, pagaré).

En segundo lugar, es necesario que la obligación tenga la cantidad determinada y también, que sea actualmente exigible por el acreedor. Por último, es necesario que la acción aún no haya prescrito. Es por esto último que es muy relevante que el acreedor se preocupe de tener claridad de los plazos de prescripción de dichos títulos.

El embargo tiene 2 etapas: el embargo propiamente tal y el retiro de especies.

1) En el embargo, irá un ministro de fe al lugar en que se encuentren los bienes y tomará nota de todos ellos que se pretende embargar, levantando un “acta de embargo”. El ministro de fe normalmente va a embargar varios bienes, por ejemplo: televisores, equipos de música, sillones, lavadoras, etcétera, los que deben ser suficientes para cubrir las deudas del deudor y los gastos que ocasione el juicio.

2) Retiro de especies: hecha el acta de embargo, puede ocurrir que el ministro de fe se lleve inmediatamente los bienes embargados y los ponga a disposición de un martillero para que los remate, o que no se los lleve. Se los llevará cuando exista temor que el deudor oculte o venda sus bienes con la finalidad de no cumplir con su obligación.

Sí puede oponerse al embargo, caso en el cual el ministro de fe no podrá entrar a embargar los bienes y tendrá que volver auxiliado por la fuerza pública (Carabineros).

Normalmente cuando se ordena el embargo con fuerza pública, se autoriza a la policía a descerrajar y allanar el domicilio con el objeto de embargar los bienes, esté o no en su casa, haya o no dado la autorización para entrar.

Esto sólo ocurre cuando se ordena el embargo con el auxilio de la fuerza pública y con las facultades de allanar y descerrajar."

Si usted no es deudor y le embargaron bienes a causa de la deuda de otra persona, deberá conseguir un abogado para interponer una tercería de posesión o de dominio, para que se declare que los bienes embargados son de propiedad suya y no del deudor.

Tanto la tercería de posesión como la de dominio, son un mecanismo por el cual el dueño o poseedor de los bienes embargados, se presenta al juicio ejecutivo, acreditando que él es el dueño o poseedor de los bienes embargados y solicita que se alce el embargo respecto de tales bienes, al no ser de propiedad del deudor embargado.

Generalmente es más recomendable una tercería de posesión que una de dominio, por un tema de prueba.

La tercería de posesión se puede hacer en todo juicio donde se haya efectuado el embargo de bienes por orden de una sentencia, que busca que se cumpla y pague una suma determinada de dinero, especie o cosa que el deudor no ha pagado.

¿No encontraste lo que buscabas?

Estamos para ayudarte

Nohemi

"Nadie debiese tener una duda o problema legal sin resolver"

Nohemí Díaz