Accidente de Tránsito

"Con MisAbogados.com contrata un abogado especializado para solucionar tu Accidente de tránsito"

La constancia es solamente describir el hecho que ocurrió frente a Carabineros, y no tiene ningún seguimiento posterior asociado, su importancia radica en la opción de cobrar el seguro en caso de que lo tuvieras. Por otro lado, la denuncia tiene como objeto perseguir a la persona culpable a través de una querella infraccional (“que le pasen el parte” a la persona culpable) y, en caso de interponer una demanda civil, poder acceder a las indemnizaciones que correspondan en relación a los daños provocados.

Pronto al accidente de tránsito, la constancia se debe hacer inmediatamente. Después de la denuncia, el Tribunal lo citará a una absolución de posiciones, que significa la citación de ambas personas involucradas para que cuenten su versión de los hechos en el Tribunal de policía local donde ocurrió el accidente.

Luego de la absolución de posiciones, viene la citación a comparendo. Aquí es donde se presentan todas las pruebas, hechos y testigos. Antes de este comparendo, tiene 7 días corridos para interponer una demanda de indemnización de perjuicios y querella infraccional, y 3 días hábiles previo a la citación, para presentar la lista de testigos.

Recuerda que tienes sólo 6 meses para ejercer las acciones infraccionales y civiles que se pudieran entablar en razón del accidente.

Si el valor de los perjuicios provocados es sobre 4 UTM, necesita la comparecencia obligatoria de un abogado para recuperar todo lo que está solicitando.

La diferencia que existe radica entre cometer una falta y cometer un delito específico. Cuando el accidente se convierte en un delito específico y grave, el accidente pasará a ser observado por el Juzgado de Garantía correspondiente.

Comúnmente se trata de un delito cuando el accidente provoca lesiones graves y/o cuando uno o todos los involucrados están bajo la influencia del alcohol (Ley Emilia, por ejemplo).

Las materias que debe conocer el Juzgado de Policía Local son los casos de demandas civiles por accidentes de tránsito y; juicios que se refieran a cualquier materia de Ley de defensa para el consumidor.

Estamos facultados para poder demandar responsabilidad en los casos en que, producto de un accidente de tránsito - de cualquier tipo que haya sido - dicho accidente le haya provocado lesiones a la víctima las cuales lo dejan completamente incapacitado a realizar algún tipo de actividad por un tiempo determinado (lucro cesante), o bien, le haya hecho sufrir algún tipo de daño material en su patrimonio , y además que le haya hecho perder una cantidad de tiempo considerable debido a la realización de todas las gestiones en los juzgados.

Nuestra ley de tránsito reconoce básicamente dos derechos a la víctima:

En primer lugar, el derecho a determinar el tipo de responsabilidad del accidente de tránsito, interponiendo la querella infraccional que corresponda.

En segundo lugar, el derecho a exigir una indemnización de perjuicios al responsable, ante los Tribunales de Justicia, en los cuales se comprenden todo tipo de daño.

Tenemos principalmente, tres tipos de daños:

1) Daño emergente. El daño emergente es aquél que se refiere a todo tipo de deterioro o pérdida material que puedan ocasionarse en el vehículo de la víctima del accidente. Este daño puede implicar la destrucción completa o parcial del mismo, haciéndolo inservible de modo que no le quede alternativa alguna a la víctima que venderlo a un precio muy insignificante; o bien, puede implicar incurrir en gastos de reparación que deberá pagar la víctima.

2) Lucro cesante. Es la pérdida de una oportunidad de obtener una ganancia o utilidad económica producto de haber sufrido un daño ocasionado por un tercero (en este caso, el accidente)

3) Daño moral. Este último esta estrechamente relacionado con el dolor, molestia o pesar que sufre la víctima de manera física o emocional que le ha podido ocasionar el accidente.

La víctima del accidente podrá buscar reparación a través de diversas acciones tales como: la Querella infraccional; la Querella infraccional y Demanda de Indemnización de perjuicios; Querellas en materia penal o bien; Indemnizaciones.

Ambos se diferencian en tanto el delito es una actitud antijurídica que se efectúa con intención de ocasionar daño al patrimonio de otra persona, o bien, a la persona misma. Por otro lado, el cuasidelito es aquel acto en que no hay intención de dañar a la otra persona, pero sí ha habido cierta culpa o negligencia en su actuar.

Es importante aclarar que la inobservancia de una norma de tránsito constituye necesariamente un hecho culpable o negligente. Si como consecuencia de la inobservancia de dicha Policía Local negligente.

Si como consecuencia de la inobservancia de dicha norma, la persona ocasiona un accidente, entonces estamos en presencia de un cuasi delito, de lesiones, o de un cuasidelito de homicidio en caso de haber muerte de por medio.

Los accidentes que conocen los Juzgados de Policía local, son aquellos en que ha habido lesiones menos graves o simplemente daños patrimoniales.

Los accidentes que conocen los Juzgados de Garantía son aquellos en que se han ocasionado daños menos graves, daños graves o muertes.

Efectivamente. En ambos casos las resoluciones son susceptibles de apelación ante la Corte de Apelaciones respectiva.

¿No encontraste lo que buscabas?

Estamos para ayudarte

Nohemi

"Nadie debiese tener una duda o problema legal sin resolver"

Nohemí Díaz