Nueva ley de aportes al espacio público

nueva-ley-de-aportes-al-esp

El pasado sábado 15 de octubre tuvo lugar en la publicación del diario oficial la nueva Ley Nº 20.958, también conocida como ley de aportes al espacio público. Esta es en realidad una modificación a una serie de normas, entre ellas la Ley General de Urbanismo y Construcciones, la ley de orgánica de municipalidades o la orgánica constitucional sobre Gobierno y Administración regional, normas que databan desde más allá de los años setenta.
Sin embargo, este cúmulo de leyes estaba incompleto, dejando sin regulación ciertas importantes áreas de responsabilidades compartidas entre el Estado y el sector privado, perdiendo valiosas oportunidades para generar espacios públicos y de movilidad necesarios para toda ciudad.
Bajo estas razones, se propuso modificar estas normas, con el objetivo de establecer un sistema de aportes al espacio público, permitiendo un desarrollo urbano más equilibrado, y que logre beneficiar tanto a la ciudad como a los proyectos inmobiliarios en sí mismos. La nueva ley contiene normas relativas a planificación urbana, urbanización y construcción, rigiendo en todo el territorio nacional, y engloba principios, facultades, responsabilidades, derechos y sanciones que rigen a todo organismo, funcionario, profesional y particular que tenga alguna relación en las acciones de las áreas a las que concierne la ley.


También podría interesarte: ¿Qué debo saber sobre los bienes de uso público?


Si bien, los objetivos de esta ley son variados, se centran principalmente en dos:

  1. Generar un sistema que posibilite las cesiones de terrenos por todos los proyectos de construcción, incluidos edificios y proyectos tales como centros de comercio o servicio. Pero, ¿Cómo se realizará? Se les exigirá a todos los proyectos urbanos un aporte en dinero que cumpla con cinco condiciones claves:
    • Aplicación Equitativa, es decir todos los proyectos independientes de sus tamaños o procedencias (públicos o privados) deben hacer un aporte al espacio urbano.
    • Proporcionalidad, Los aportes deben ser equivalentes al efecto que los proyectos producen en el espacio público.
    • Objetividad, el cálculo de estos aportes se hace conforme a reglas objetivas y de conocimiento pú
    • Predecible, el monto a aportar debe poder calcularse con anticipación a la decisión de inversión en un proyecto determinado.
    • Singularidad, el aporte debe ser uno solo, para el  destino que fue creado, sin duplicidades y orientado a las personas y sus necesidades urbanas.

Estos aportes serán destinados exclusivamente a obras de movilidad urbana y espacios públicos en la comuna.

  1. Obtener un mejoramiento del espacio público, Además de lo anterior, esta ley exige que todos los tipos de proyectos, generen una armónica una inserción en el espacio público, a través de un sistema expedito, transparente y objetivo que remplazo a los actuales estudios de impacto sobre le sistema de Transporte Urbano. También pretende incorporar, dentro de las obligaciones de urbanización de las leyes anteriores, el caso de proyectos que se desarrollan en “áreas isla”, es decir, desconectadas de la trama vial existente, lo que significa que dichos proyectos deberán cumplir condiciones de conectividad e infraestructura vial previamente establecidas

En definitiva, con todos estos cambios, las comunidades podrán aspirar a planificar de mejor manera el desarrollo urbano, mejorando la calidad de vida de la urbe. Las ciudades podrían comenzar a tener a portes y generar planes de inversión en sus espacios públicos a partir del año 2018, debiendo existir mejoras sustantivas a lo largo de 5 o 6 años.

Si tienes dudas o requieres más asesoría sobre algún aspecto de la nueva ley 20.958, comunícate con nosotros a través de nuestro portal web Misabogados.com, donde con gustos responderemos tus dudas.

Palabras clave: , ,
Free High Quality Images Download Free Stock Images Download Free Images Free Stock Photos & Images Beautiful Free Stock Photos (CC0) Free stock photos